lunes, 10 de julio de 2017

Tofu (sin gluten)

Pensabais que el tofu era algo nuevo? Pues no, este alimento se remonta a la Antigua China. El tofu no es más que la cuajada de leche de soja y contiene los 10 aminoácidos esenciales que el organismo necesita a través de la dieta, aunque en menor proporción que la proteína animal.





Cuenta con tres ingredientes básicos: la semilla de soja, el agua y un coagulante o solidificante, que puede ser una sal mineral como el cloruro de calcio o el cloruro de magnesio. El resultado es similar al queso fresco.
Con sólo 88 calorías por 75 gramos, el tofu ofrece 10 gr de proteína y únicamente 5 gr de grasa. Contiene los 10 aminoácidos esenciales que el organismo necesita a través de la dieta, es rico en hidratos y fibra, cuenta con numerosas vitaminas (entre ellas la vitamina E), contiene cantidades generosas de calcio, lecitina, minerales y es importante antioxidante. Además, el tofu es rico en componentes protectores del corazón llamados isoflavonas. Esta sustancia mantiene los vasos sanguíneos sanos, aumentando el flujo y mejorando la función muscular.  Además,  hay que destacar los efectos de las isoflavonas en la regulación de los estrógenos en la menopausia.

A la plancha, frito, al horno, a la papillote, ahumado, braseado, empanado o rebozado. Estas son algunas de las muchas posibilidades que ofrece el tofú en la cocina. Cualquiera de ellas permite acompañarlo de una gran variedad de alimentos, así como incluirlo como ingrediente en sopas y guisos.
Igual que con el resto de proteínas vegetales, no lo mezclaremos con fruta, ni tomaremos fruta después de las comidas hasta que no haya pasado una hora, ya que sino nuestro cuerpo no absorberá la proteína y además nos va a producir gases. También evitaremos mezclarlo con especias picantes como pimienta, curry, pimentón rojo, etc, para no tener gases después.

La realidad es que los valores biológicos de ambos tipos de proteínas (las de origen vegetal presentes en el tofu y las de origen animal, en la carne), no son los mismos y ésto determina su calidad, ya que afecta directamente a la cantidad de aminoácidos que contienen. Aunque el tofu cuenta con los 10 aminoácidos esenciales, la cantidad de cada uno de ellos es menor que en las proteínas de origen animal.