viernes, 17 de marzo de 2017

Chocolate negro (sin gluten)

Hoy para celebrar que es viernes y que empezamos la semana con el "Bizcocho de naranja y chocolate" he escrito un post que estoy segura os va a encartar. El chocolate negro y sus propiedades beneficiosas para mejorar el estado de ánimo y ayudar en la pérdida de peso.


Según apuntan diferentes estudios, comer una onza de chocolate por la mañana es el remedio perfecto para evitar la depresión a diario y perder peso. Según indica el neurofisiólogo, neurólogo y nutricionista Will Clower en su libro “Eat Chocolate Lose Weight”, el chocolate es el mejor alimento para desencadenar una respuesta emocional positiva conjunta entre tu mente y tu cuerpo. Hasta aquí nada nuevo ya que bien es sabido por todos nosotros que en los momentos de bajón lo primero a lo que nos aferramos es a nuestra tarrina de helado o nuestra tableta de chocolate negro
Bueno, pues haciendo algunas modificaciones en el producto pero no en la esencia del mismo podremos seguir disfrutando de momentos de placer chocolatero y además conseguir beneficios al consumirlo. Aquí tenéis algunos ejemplos de productos que yo utilizo y que pueden ayudaros. La marca Valor cuenta con una gama de cacao sin azúcares añadidos que es perfecta para la elaboración de postres o para consumir directamente.

Y es que el estrés es fatal, ya que es uno de los desencadenantes de la producción de cortisol que, a su vez, facilita la acumulación de grasa abdominal y visceral alrededor de los órganos. Además, esto puede contribuir a la aparición de episodios depresivos, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

Un estudio realizado en 2009 demostró que las personas que ingieren 40 gr. de chocolate por la mañana todos los días durante dos semanas redujeron sus niveles de cortisol. Otro estudio, un año después, demostró que un grupo de personas que introdujo una pequeña cantidad de chocolate a su dieta todos los días durante un mes presentaban niveles de ansiedad un 10% más bajos. Eso sí, hay que tener claro el tipo de chocolate que se puede consumir. Esta fórmula sólo es aplicable al chocolate negro con, al menos, un 70% de cacao y preferiblemente sin azúcar. 

TruKo: comer despacio esa onza y no la mastiquéis. Si dejáis que el trozo de chocolate se derrita en tu boca, el sabor perdurará durante más tiempo y el cerebro interpretará que está recibiendo más alimentos.
Para considerar al chocolate como un agregado sano a tu dieta primero debes conocer sus efectos en tu cuerpo. El chocolate amargo y el semi amargo son fuentes de grasa monoinsaturadas. Este tipo de grasa tiene un impacto positivo en el cuerpo y se ha probado en ciertos estudios que causa más pérdida de peso que una dieta típica de bajo contenido graso. Las grasas monoinsaturadas tienen una composición química diferente que otras grasa y toman un estado líquido a temperatura corporal. Así que donde otras grasas tienen efecto endurecedor en el hígado y causan obstrucción de arterias, las monoinsaturadas lo ablandan permitiéndole realizar mejor su trabajo de eliminar las toxinas de nuestros cuerpos. Sin la ayuda de estas grasas, esas toxinas se fijan y no se eliminan del cuerpo, formando grasas que ensanchan la parte media del cuerpo. Como bonus, las grasas monoinsaturadas promueven también el HDL (colesterol bueno), que controla al LDL (colesterol malo) y lo guía rápidamente al hígado, donde puede ser excretado más eficientemente.
Si a la ingesta de estos 40 gr. de chocolate negro, le sumas hacer ejercicio durante 30 minutos por día, reducirás la grasa abdominal. Los estudios han demostrado que el mejor momento para consumir esta dosis de chocolate es por las mañanas ya que mejora el metabolismo y quema grasas durante horas cuando es digerido. No olvides consumir sólo la cantidad recomendada. El chocolate no deja de ser una grasa y si es utilizado en forma inadecuada causará ganancia de peso.